Odontología Equina y su relación con la nutrición equilibrada de un caballo.

Que “nadie nace aprendido” es una frase que todos sabemos, pero que pocos interiorizamos. ¿Cuándo ha sido la última vez que has asistido a una conferencia formativa sobre caballos? ¿Un mes…, seis meses? Asústate si tu respuesta supera este periodo y replantéate tu formación.

Os dejo un resumen de una conferencia que a mí me gustó especialmente, organizada por EquiNa y cuyo ponente es un especialista en odontología equina: Guillermo Cortina.

Odontología Equina y su relación con la nutrición equilibrada de un caballo.

La dentadura equina a diferencia de la humana, crece de modo continuo a lo largo de la vida del caballo, aproximadamente a un ritmo de 3 mm al año. Esto es así porque el caballo en condiciones naturales pasta unas 15-18 horas al día lo que implica mucho desgaste. En la actualidad la tendencia es a proporcionar mucho concentrado y poco pasto, lo que supone un desgaste inadecuado que entenderemos si hablamos en cifras.

Masticar 1 kg de pienso supone de 800 a 1000 ciclos de masticación.

Masticar 1 kg de heno supone de 3000 a 3500 ciclos.

Esto supone que un animal alimentado a base de concentrado mastica 10.000 veces en lugar de las 40.000 que hace un caballo alimentado a base de pasto.

Otra diferencia es que en un pasto natural la concentración de grano de gramíneas no supera el 1.76 %del total de la ingesta.

¿Como se debe alimentar un caballo.?

Su dieta debe estar basada en heno principalmente. Con una cantidad diaria de 10 a 15 kg. Los piensos deben de suponer el mínimo necesario para cubrir las necesidades que su actividad demanda y nunca superar los 2 o 3 kg diarios. El heno debe tener la mayor variabilidad posible de tipos de hierbas. Siempre piedra de sal y de mucha calidad. Las piedras que contienen hierro (las rojizas) sólo deben de darse temporalmente.

Fisiología de la masticación

Cráneo equino- Arabigan.com

La boca del caballo tiene de 36 a 44 piezas, cuyos molares tienen una superficie oclusal rugosa muy  eficaz para triturar, por lo cual, para prevenir el desgaste excesivo, crecen de modo continuo.

Primer problema. El caballo produce unos 10 a 12 litros de saliva al día. Está saliva se caracteriza porque no tiene amilasa, que es una encima que permitiría digerir el almidón rompiendo las moléculas de éste en dos más moléculas de glucosa. Esto supone un problema de digestibilidad cuando el caballo ingiere grandes cantidades de alimento rico en almidones como son los granos de cereales.

El segundo problema se encuentra en el pequeño tamaño del estómago. Admite de 12 a 15 litros pero su funcionalidad ideal no es superior a 7 u 8 litros.

Tercer problema. La secreción de ácido clorhidrato en el estómago es continua debido a que se supone que el caballo es condiciones naturales pasta de modo continuo, por lo tanto necesita este ácido de modo continuo. Si no hay alimentos en el estómago este ácido ataca a las paredes produciendo úlceras.

Errores habituales.

Falta de forraje.

Falta de piedra de sal o de mala calidad.

Uso de monocultivos en los pastos.

Colocación de la comida en alto.

Pocas tomas y muy voluminosas.

La gran capacidad de adaptación de la boca del caballo hace que los síntomas no se manifiesten hasta que el mal es muy grande, por eso es necesario fijarse en síntomas que seríamos incapaces de atribuir a la boca, pero que nos deben hacer sospechar.

Pérdida de peso o dificultad en ganarlo habiendo alimento suficiente.

Dificultad, lentitud, ladeo de la cabeza al comer.

Presencia de grano en las heces

Cae el pienso de la boca al masticar.

Mal aliento.

No saliva o es gelatinosa.

Dificultad al reunirse en la monta.

Morder el filete.

José Alfredo. EquiNa. Equitación Natural. Arabigan.com
José Alfredo Cordero de EquiNa presentando charla y al ponente.


Guillermo Cortina en un momento de la charla.

Si conocemos la fisiología de la masticación y la evolución de la dentadura en un caballo desde su nacimiento, nos daremos cuenta de que hay épocas de mayor riesgo de problemas dentales.

De modo que son aconsejables las revisiones dentales en fechas que ni imaginábamos, pues la idea generalizada es que lo problemas surgen en animales viejos.

Recomendaciones de revisiones dentales en el caballo:

-Al destete.

-A los 2.5 años, período en que comienza  la muda de incisivos , el desbrave y a colocarse el filete. No se te ocurra comenzar la doma sin mirar la boca. Imagínate las repercusiones en el trabajo posterior de un caballo que asocia la monta con dolor.

-Cada año durante la muda de incisivos.

-Caballos senior con piezas perdidas: cada 6 meses.

-Caballos de alto rendimiento: 6-12 meses.

-Madres retiradas: 1-2 años.

-Para caballos con problemas particulares, será el veterinario el que establecerá la pauta.

 

Este reportaje es un resumen de titulares para que veas toda la implicación que la alimentación tiene en la evolución de la boca de tu caballo y recuerda: El bocado y la brida son un elemento de comunicación con el caballo, no un arma para producir dolor, ni asidero donde sujetarse.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Danos tu opinión

Arábigan

Artículo realizado por Luz González: Licenciada en Veterinaria y Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *