Charla de Peter Upton: Sistema comparativo vs. sistema de puntos. Parte I

Peter Upton nos habla de las ventajas e inconvenientes del sistema comparativo de puntuación en los concursos de caballos árabes durante una charla-coloquio que tuvo lugar durante el Pure Spanish Festival 2016.

Peter Upton comienza la charla con un ejemplo que nos habla de cómo el sistema comparativo es un sistema natural en el hombre, en el cual se comparan dos o más elementos similares.

D. Peter Upton habla de las ventajas que él considera que tiene el sistema comparativo.

Resumen de la charla

El único objetivo, en la valoración comparativa de los caballos, es ponerlos en orden. Mientras juzgas en las clases, el juez puede cambiar el orden porque puede ver en algún momento algo que no vio en el minuto anterior. En primer lugar cuando juzgas, tienes un primer pensamiento sobre el caballo y después haces un análisis más detallado. Por ejemplo, puedes juzgar al caballo en el standing y los presentadores saben destacar lo mejor del caballo y ocultar los peor, pero después cuando el caballo deja de ser presentado y camina para retirarse puedes ver otras cosas y cambiar el orden.
Otra ventaja es que solo hay un juez y conocerás su opinión. Normalmente hay un solo juez (aunque a veces 2) y si no te gusta ese juez, puedes decir que “este juez no me gusta como puntúa”, “y no lo volverás a llamar a ese juez para juzgar” – bromea el ponente-.

El sistema de puntuación basado en los 20 puntos fue creado en los orígenes de WAHO por un brillante profesor de Oxford. Este sistema se basa en el ideal de un caballo perfecto que tendría 20 puntos por cada parámetro juzgado, morfológicamente hablando. En Suecia había otro sistema de puntuación basado en calificar de 1- 5 puntos los 5 parámetros y multiplicarlos por un corrector para dar más importancia a un parámetro u a otro (tipo por 6, movimientos por 5 y el resto por 3 hasta un total de 100 puntos en el caballo perfecto).
Se dijo que el problema de esta puntuación frente al de 20 era tener solo 5 puntos de diferencia. En realidad, en el sistema actual de puntuación de 0 a 20, solo se trabaja desde los puntos 15 o 16 hasta el 20.

En el sistema sueco los caballos que conseguían el 85% de la puntuación eran medalla de oro, los que alcanzaban el 75% eran plata, los que alcanzaban el 65% eran bronce. Si una clase era muy mala y no se conseguía el 65 %, ningún caballo llevaba ni siquiera la medalla de bronce. O si una clase es muy buena, como el ej. que pone en el vídeo, incluso 8 yeguas pueden ser Oros en una misma clase. En el sistema actual, el ganador es el caballo más elegido por los jueces y de forma anónima, lo que hace pensar que tal vez a un juez le gustó un caballo que en realidad no le gustó. Además, algunos jueces (free wheelers, les llama) se limitan a puntuar con un rango de puntuación de 3 puntos máximo (no se mojan), y entre el caballo peor y el mejor hay 3 puntos de diferencia, de manera que la elección del ganador dependerá de otros jueces que sí amplían el rango.

Las puntuaciones hoy en día son cada vez más altas y los rangos de puntos cada vez más estrechos.

Ponen el ej .de que Pianísima consiguió 94 puntos, y en la misma clase, una yegua bastante peor solo estuvo a 5 puntos. También puede suceder que si concursas un día en una clase de muy mala calidad, tu caballo puede ganar y piensas que tienes un buen caballo; y vas a otro concurso en el que hay muy buena calidad y puede quedar el último.

Escaso tiempo para puntuar y no se puede rectificar

En el sistema de puntos además el juez tiene que juzgar 5 parámetros en solo 2 minutos en frente de un caballo parado por un presentador profesional que sabe alargar cuellos, …..horizontalizar grupas, etc. Pones los puntos, los entregas y el caballo sale de pista y es cuando ves algún detalle que no viste durante la presentación pero las puntuaciones ya están puestas. Por eso hoy en día muchos jueces están juzgando la presentación, no el caballo -resalta Peter Upton-

Cuando le preguntaron sobre los problemas del sistema de puntos, él hizo un estudio y en Europa ha visto que los propios ganaderos quieren ver puntos.

El tipo no solo es el dish

En un viaje que Peter Upton realizó con los beduinos, hablando sobre muchos caballos, vio que a los árabes les importan otras cosas diferentes a los europeos y hablan más de lo que el caballo hizo que de cómo el caballo es. No hablan del perfil de la cabeza, solo del dorso corto, dorso corto y también del dorso corto. En la cabeza les importa que su perfil sea triangular, muy ancho en la base y muy fino en el hocico. Y su ojo esté situado en el tercio superior, los ollares en reposo deben de estar paralelos a la línea superior de la cara. La línea de la mandíbula debe ser recta.
En una visión frontal, la cabeza debe ser un rombo, las orejas pequeñas y cercanas, aunque pueden ser ligeramente más largas en yeguas y el morro debe poder “beber en una taza de café”
La cadera en vista posterior debe estar alta.

Este es el resumen de la primera parte de la charla. La parte II en este reportaje

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Danos tu opinión

Arábigan

Artículo realizado por Luz González: Licenciada en Veterinaria y Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Empresarial.

2 thoughts on “Charla de Peter Upton: Sistema comparativo vs. sistema de puntos. Parte I

  • 13/09/2016 at 12:37
    Permalink

    Yo no veo fiable este tipo nuevo de puntuacion. A las pruebas me remito, en el ultimo campeonato mundial.

    Reply
  • 13/09/2016 at 13:10
    Permalink

    Habrá que cambiar cosas porque los rangos tan pequeños entre caballos muy dispares de calidad, no son normales. Tampoco entiendo que 1/5 parte de la puntuación sea cabeza y que en los movimientos se pueda juzgar casi solo el trote. Y desde luego en 2 minutos no se puede juzgar.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *