Campeonato de Puras Razas de Galicia: Equinova 2013 impulsando al caballo árabe.

Adam el Qaais

El pasado 25 de Agosto asistí en Vilanova de Arousa (Pontevedra) a un Concurso Morfológico de árabes pero, y esto va a resultar sorprendente, organizado por la Asociación de Criadores de Caballos Españoles de Galicia (ACCEGA) dentro del I Campeonato Gallego de Razas Puras, EQUINOVA. Tenía curiosidad en saber cómo iba a plantease, una Asociación especializada en una raza tan distinta al árabe, el valorar a “los hijos del viento”. La otra parte de mi curiosidad era conocer los motivos por los cuales introducían el árabe en sus eventos.
El enclave del show es precioso, a la orilla del mar, en la playa de Las Sinas, en plenas Rías Baixas y enfrente de la Isla de Arousa. Se habilita para esos días la pista, gradas, boxes y carpas para poder comer la comida tradicional.
A lo largo de día pasarían por esa pista árabes y españoles, pero el tema que aquí nos ocupa es el PRá.

En la clase de potros de 1-2 años, un solo ejemplar, pero de una calidad excepcional, sobre todo si tenemos en cuenta que es hijo de Triple Corona Abha Qatar: Adam El Qaais de ganadería Adam Rasebara.

Clase potros de 3-4 años:

COT Gaston

1º-COT GASTON de Alba Arabians

DARFUR

2º BV DARFUR de Is Arabians

Potras de 3-4 años

doly as torres

1ª DOLY AS TORRES, de Ganaderia Casal López

 

ROM JOYA

2ª-ROM JOYA, de ganadería  Silvino Carballés

KARSESKA3ª-KARSESKA de Ganadería IS Arabians

 

Yeguas de más de 5 años

1ª Yaniza de Silvino Carballés

2ª Abha Rawa de Ganadería Adam rasebara

3ª Palmira de Silvino carballés

abha rawa

Palmira

 

Caballos de más de 5 años

Fabelo

1º-Fabelo de Raul Barbazán

 

Fer Kamil

2º Fer Kamil de ganadería Rebolo Mera

 

Classic Kazim

3º Classic Kazim

Antes de nada debo decir que cada organización tiene el derecho de puntuar, clasificar y juzgar como estime oportuno, en el caso de que no se rija por la normativa habitual en los concursos de árabes, que en España es la Normativa de concursos morfológicos de AECCA, es decir de la Asociación Nacional de Criadores de caballos árabes, la cual conocen todos los criadores y por supuesto presentadores. Pero, a mi entender, lo ideal es seguir el mismo criterio en todos los concursos, para que, viendo las puntuaciones, el aficionado que no haya podido asistir, pueda hacerse una idea de las valoraciones de los animales o dicho de otro modo: Si cambiamos la vara de medir, no valdrán de nada las medidas.

Si he de clasificar este primer concurso de Vilanova, la palabra que lo define es de “Diferente” con todo lo positivo y lo negativo que la palabra conlleva. Por un lado nos encontramos con las ganas, tanto de la Asociación como del Ayuntamiento, de convertir a Vilanova en un referente en concurso de Puras Razas; pero por otro lado: fichas de valoración del PRE, con parámetros distintos, con coeficientes de corrección adaptados al español y jueces que no son especialistas en el PRá.

“Apostamos por este espectáculo, con el objetivo de dar un paso más, crear un referente que en el futuro atraiga a los amantes del caballo a Vilanova”, decía Gonzalo Durán Hermida, alcalde de Vilanova de Arousa.

“Es una primera aproximación al caballo árabe, en la que se ha juzgado con las fichas de PRE porque así se hace cuando se juzgan, en territoriales, a otras razas distintas al español, pero también entiendo que para mejorar queremos introducir el sistema de valoración tradicional del PRá, siguiendo el reglamento de la raza y formando a nuestros jueces con ayuda de asociaciones de la raza” Comentaba Manuel Benavides, presidente de ACCEGA.

Ya que hablo del tema de las diferencias con la valoración habitual, voy a describir algunas de las que observé:

Cada raza posee unas características peculiares tanto en morfología como en carácter, que hacen que su presentación en pista sea distinta, hablamos de diferencias que hacen necesarias diferentes divisiones en clases clasificatorias. Los árabes se consideran sementales a los 4 años, de modo que en Campeonatos de potros (esta fase solo pasan 1º y 2º de cada clase) compiten animales de 1, 2 y 3 años. Si hay un número insuficiente de animales se pueden juntar clases pero nunca potros y sementales o potras y yeguas.

El sistema de puntuación va de 1 a 10 o de 1-20, a elegir por la organización, con valoración de 5 parámetros: 1-Tipo, 2-Cabeza y cuello, 3-Cuerpo, 4-Extremidades, 5-Movimientos. Muchísimo más sencillo que en Españoles donde tienen más parámetros, hay coeficientes de corrección y las fichas son distintas según secciones.


En Vilanova se ha seguido el sistema de puntuación de caballos españoles que los dividen en morfología por una parte y movimientos por otra. En el reportaje no he puesto las puntuaciones de cada ejemplar porque me parece confundir a los aficionados. Para dar una idea, la puntuación máxima en movimientos fue de 16.08%, habiendo ejemplares con puntuaciones de 14.83%. Este sistema de porcentajes ya es totalmente desconocido para nosotros (gente de árabes) y este fue un show en el que los ejemplares se movieron dentro de la normalidad., al contrario de lo que parece por las notas.

Una diferencia importante , en el sistema del PRá, es que los caballos van identificados con dorsal y nunca se dice su nombre hasta que ya ha sido puntuado y el presentador no deberá llevar ninguna marca o característica que identifique al animal ni su ganadería. Esto es así para que el juez no conozca al animal de antemano.

Las puntuaciones se hacen públicas inmediatamente después a la presentación del animal y no al final de la clase, de modo que no se pueden modificar.

En la presentación al trote el animal recorre toda la pista por sus laterales, si el animal se mueve bien y avanza, adelantará a su presentador de modo que este, para no impedir su avance le dejará el ramal largo, por lo cual los jueces deben colocarse en el centro para permitir al presentador y su caballo se desplace por los laterales con total libertad. Lo que he visto en españoles es que el presentador y su caballo se mueven por el centro, aunque no sé si siempre ocurre esto.

Así que resumiendo, encuentro que el Concurso de Puras Razas- ACCEGA, por el lugar donde se desarrolla el show, las instalaciones, los medios y el apoyo institucional, podría convertirse en un lugar de referencia para ver ejemplares árabes de la región y a su vez los ganaderos puedan dar a conocer sus productos, si las valoraciones se hacen según parámetros propios de la raza y por especialistas en el PRá.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Danos tu opinión

Arábigan

Artículo realizado por Luz González: Licenciada en Veterinaria y Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *