Balanceadores en la alimentación del caballo: los grandes desconocidos

Un Balanceador o equilibrador de cereales es un alimento útil pero poco conocido en la nutrición de los caballos.balanceador para caballos- nutrición equina Aunque el pellet (granulado) puede no tener un aspecto diferente a otros piensos granulados, puede ser un aporte dinámico a cualquier programa de alimentación y una solución segura para muchos dilemas en la nutrición.

¿Qué es un Balanceador?

Los concentrados (granulados o  texturizados) están formulados para proporcionar a los caballos  los nutrientes que falten en cualquier forraje que se ofrezca. Si los forrajes aportan la adecuada energía, los caballos mantendrán su peso o incluso ganarán peso, y esto puede hacer suponer que todos los otros requerimientos de nutrientes se están cumpliendo. Por desgracia, con los forrajes de hoy en día esto puede ser una suposición falsa. Muchas veces en el forraje no existen las cantidades suficientes de proteínas, vitaminas y minerales necesarios para el trabajo solicitado al caballo, si se trata de entrenamiento, crecimiento o reproducción, por ejemplo.

pastos abundantes y balanceadores
Pastos abundantes y animales en buen estado de carnes, no siempre es sinónimo de bien alimentados.

El objetivo principal en la formulación de un alimento comercial es abastecer de tres nutrientes generales: la energía (calorías), proteínas (aminoácidos esenciales), y las vitaminas y minerales.

Los ingredientes que suministran energía son generalmente granos de cereales (avena, maíz y cebada), así como cualquier fuente de grasa adicional (aceite vegetal) o fibra (pulpa de remolacha).

La proteína es proporcionada generalmente por harina de soja,  bagazo de cerveza o de otro destilado, y harina de semilla de algodón.

En un típico alimento texturizado, los ingredientes proteicos y vitaminas-minerales se combinan en un granulado, que a veces se denomina Balanceador, y después, estos gránulos se mezclan con las fuentes energéticas.

Los alimentos modernos para caballos están especialmente formulados para satisfacer las necesidades nutricionales de los caballos en cada fase de su vida: crecimiento, desarrollo, entrenamiento, reproducción y la etapa sénior. Por eso, la proporción entre fuentes de energía y Balanceador variará con el tipo de caballo para los que la alimentación se ha diseñado.

Por ejemplo, un alimento diseñado para caballos jóvenes que crecen con mayores necesidades de proteína, vitaminas y minerales, contendrá más Balanceador y menos grano que un alimento diseñado para un caballo de mantenimiento, con requisitos mucho más bajos. Como tal, los fabricantes de alimentos, a menudo, utilizan el mismo pellet enriquecido en todos los alimentos de una línea de productos, pero lo usan en cantidades variables dependiendo del tipo de caballo. Este pellet se conoce comúnmente como un “pellet balanceador” o “Equilibrador de cereales”, “equilibrador de ración” o simplemente “balanceador”

La característica nutricional más evidente de este tipo de pellets es su contenido de proteína, por lo general entre 16 y 30%. Un Balanceador tiene un alto nivel de proteínas debido a que en realidad su porcentaje, en relación a la ración total, es muy bajo. La alta proteína a menudo asusta a los posibles usuarios, ya que no entienden que a pesar de que el porcentaje de proteínas es muy alto, la cantidad real que se aporta es tan baja que no equivale a una sobrecarga.

He aquí un ejemplo:

-1 kg de Balanceador con 25% de proteína, proporcionará 250 gramos de proteína a la ración diaria del caballo, que suministra cerca del 30% de las necesidades de proteínas para un caballo de 500 kg que realiza un trabajo ligero. La proteína restante requerida por el caballo se aporta por el forraje en la dieta.

-Si el mismo caballo se está alimentando con un pienso de los habituales (de proteína al 10%), en la cantidad recomendada por el fabricante de 2,5 kg en la ración diaria, la cantidad de proteína suministrada sería 250 g, la misma que en 1 kg de un Balanceador.

Sin embargo, hay algo que puntualizar, se ofrece la misma cantidad de proteína pero en dos tamaños de ración sustancialmente diferentes: sólo 1 kg de Balanceador en comparación con 2,5 kg de un alimento con proteínas al 10%.

Un Balanceador es ideal para los caballos que no necesitan las calorías adicionales que se encuentran en el alimento habitual, pero que sí requieren las proteínas.

En España o en otros países que es habitual el uso de alfalfa (con un contenido en proteína mucho mayor que el pasto o el heno) se podrían usar balanceadores más bajos en proteína. Balanceadores con un 16-20% de proteína serían suficientes para equilibrar una ración.

Otra característica de estos pellets son los minerales y vitaminas concentrados.

He aquí otro ejemplo:

Un pienso típico podría tener 40 mg de cobre / kg, mientras que un Balanceador  tendría 160 mg / kg, aproximadamente 3 veces más. Lo mismo se cumple para todos los microminerales y vitaminas. La concentración de calcio y fósforo en un Balanceador  pueden ser la doble que la que se encuentra normalmente en un pienso tradicional ya sea texturizado o de pellets.

Hay que destacar la gran capacidad de los Balanceadores para equilibrar, con adecuados niveles de calcio, los altos niveles de fósforo encontrados en los granos de cereales.

Debido a la densidad de los nutrientes en un Balanceador, la Tasa de Alimentación* recomendada es inferior, lo que resulta que por lo general serían suficientes entre 500 g y 1 kg de Balanceador como ración diaria, dependiendo del tamaño y tipo de caballo. La mayoría de los alimentos típicos están recomendando Tasas de Alimentación de 2 a 6 kg diarios, por lo que es fácil ver que un Balanceador ofrece un valor nutricional excepcional en un paquete pequeño.

¿Cómo se utilizan los Balanceadores?

La verdadera ventaja de utilizar un Balanceador es que el dueño del caballo puede aportar las cantidades de proteínas, vitaminas y minerales necesarios, y a su vez controlar la cantidad de energía suministrada al caballo sin tener que preocuparse de si el caballo está recibiendo demasiado.

Un Balanceador se puede usar de tres maneras:

1-     Por sí solo, como una fuente baja en calorías, pero  con proteínas, vitaminas y minerales.

2-     En combinación con granos de cereales

3-     Como un suplemento para un alimento concentrado dado, pero a menos de la tasa de alimentación recomendada.

Por supuesto siempre acompañados de su respectivo forraje.

balanceadores en alimentación equina
Conseguir el equilibrio prefecto entre forraje fresco, forraje seco y concentrado, es la base de una alimentación completa

1.Los Balanceadores son un alimento bajo en calorías

Varias de las razas modernas de caballos fueron desarrolladas para poder mantener su peso con un aporte de calorías limitado, incluso cuando se les pidiese que realizaran un trabajo duro. Por tanto, muchos caballos son easy keepers**, lo que significa que pueden sobrevivir con menos calorías que sus homólogos. Algunos de los caballos con el gen easy-keeper también están metabólicamente afectados. Para estos caballos, no sólo las calorías totales, si no el almidón que se encuentra en las fuentes de energía puede ser perjudicial para su salud, particularmente los que sufren de Síndrome Metabólico Equino o resistencia a la insulina.

Para complicar más las cosas, los forrajes, a menudo, no son capaces de cubrir todas las necesidades de nutrientes. Gracias a su naturaleza concentrada y a su baja tasa de alimentación necesaria, un Balanceador puede aportar todas las proteínas, vitaminas y minerales que necesita el caballo, sin añadir a la dieta calorías excesivas o almidón.

¿En qué se diferencia de un suplemento vitamínico-mineral?

La cantidad de Balanceador necesaria para complementar al forraje y cumplir con los requisitos de los caballos, será superior al de un suplemento vitamínico-mineral (generalmente 1 kg de pellet frente 100 g de suplemento). Los Balanceadores aportan  proteínas y cantidades adecuadas de macrominerales: calcio, fósforo y magnesio, lo que no es posible en  100 g. de un suplemento de vitaminas y minerales. Estos suplementos generalmente suministran microminerales y vitaminas, pero no proteínas o macrominerales.

Por lo tanto, un Balanceador es un alimento realmente completo para el caballo. El Balanceador puede tener algunas calorías, pero no tantas como la mayoría de otros alimentos formulados a una Tasa de Alimentación superior y diseñados para agregar calorías a la dieta.

2.Suplemento para combinar con productos de la ganadería

Cuando hay varios caballos en el establo con diferentes requisitos de energía, a menudo es difícil encontrar un saco de alimento que sea apropiado para todos ellos. Combinando un Balanceador  con grano de cereal  se aporta una comida personalizado para cada caballo.

Tal vez, la finca cultiva avena, maíz o cebada  para los caballos, pero requiere que las proteínas, las vitaminas y los minerales sean agregados  a esta cosecha propia para equilibrarla. Tal vez sea la preferencia de la granja  alimentar con sólo un cereal, como la avena, para combinar con el pasto.

Cualquiera que sea la situación, un Balanceador puede proporcionar los nutrientes necesarios para llenar el vacío dejado por el forraje. Cada caballo sería alimentado con la cantidad de Balanceador apropiada para su peso y edad, además de la cantidad de grano que garantice mantener el peso ideal del caballo. Se pueden añadir otras fuentes de energía tales como la pulpa de remolacha, aceite vegetal o de salvado de arroz, si se necesitan más calorías.  Se pueden mezclar con melaza para hacer un alimento dulce casero.

3.Suplemento para un alimento comercial (pienso)

Los concentrados comerciales están formulados para ser administrados a una cierta Tasa de Alimentación. Muchos caballos no reciben la tasa de alimentación recomendada, ya que proporciona demasiadas calorías para el metabolismo de ese caballo y a menudo conduce a su obesidad. Cuando se alimenta por debajo de la tasa de alimentación recomendada, el caballo no recibe los niveles adecuados de proteínas, vitaminas y minerales.

La mayoría de los concentrados, si son alimentos texturizados o granulados, tienen Tasa de Alimentación de más de 3 kg por día. En una granja en la que se alimenta con pasto o heno de calidad adecuada, la alimentación de tan sólo 3 kg de concentrado al día puede ser todavía demasiado alta para algunos caballos, por lo que a menudo o se ceba con mucho menos pienso o el caballo engordaría demasiado.

He aquí un ejemplo de cómo alimentando a menos de la tasa de alimentación recomendada puede malnutrir a un caballo, aunque mantenga buen estado de carnes: Si 2 kg  de alimento aportan 2 mg de selenio, entonces, medio kg  de alimento aportará sólo 0,5 mg de selenio, que está muy por debajo de requerimiento de selenio del caballo.

A continuación se muestra una tabla de Tasas de Alimentación sugeridas de un Balanceador para un caballo de 500 kg en diferentes etapas de la vida.

Usar un Balanceador como un suplemento es simple. Por cada kilo por debajo de la tasa de alimentación recomendada, suplementar con 250 gr  de Balanceador.

Por ejemplo:

Si un alimento tiene una tasa de alimentación recomendada de 2 kilogramos por día, pero el caballo sólo está recibiendo 1 kg por día y mantiene el peso, entonces debemos añadir 250 g de un Balanceador a la dieta, que aumentará las vitaminas, minerales y las proteínas para satisfacer las necesidades del caballo. A veces las recomendaciones vienen en kg de alimento por kg de peso corporal del caballo. Si la tasa de alimentación recomendada es de 0.5% del peso corporal, para un caballo de 500 kg, la ración diaria sería de 2,5 kg de pienso. Si se está alimentando con sólo 1,5 kg de alimento, entonces 250 g de un Balanceador compensaría cualquier desequilibrio nutricional.

Precaución cuando se utiliza un Balanceador: Debido a que el aspecto de un Balanceador es muy similar al de una alimento normal, se debe tener cuidado de no confundir un granulado de Balanceador con otros piensos que tienen tasas de alimentación mucho más altas. Suministrar demasiada cantidad de un Balanceador aportará cantidades excesivas de nutrientes. Por lo tanto, los sacos o cajas o los silos que contengan los Balanceadores deberán están bien marcadas, especialmente si hay otros productos granulados en el mismo almacén de alimentación.

Lo realmente extraordinario en la utilización de un Balanceador es la flexibilidad que ofrece en la personalización del tratamiento nutricional individual de los caballos. Si se utiliza correctamente, un Balanceador puede dar la tranquilidad de que todos los caballos en una ganadería reciben los nutrientes necesarios para crecimiento, entrenamiento o reproducción.

Tasa o ratio de alimentación*: cantidad de alimento por kg de peso del animal. Una tasa de alimentación de 0.5%, significa que hay que dar medio kg de pienso por cada 100 kg del animal (0.5/100). Eso significa que para un animal de 500 kg, tendríamos que dar 2.5 kg de pienso al día. Muchas veces en la etiqueta del pienso en lugar de poner la tasa de alimentación ya informan directamente de la ración diaria. Como la actividad diaria de cada caballo y entre caballos puede variar mucho de unos a otros, los fabricantes suelen dar un rango. En nuestro caso sería, por ejemplo, entre 2 y 3 kg diarios, para que, según las necesidades de tu caballo, lo cebes con 2 kg si realiza menos actividad, o 3 kg. si realiza más actividad.

Easy keeper**:A veces nos encontramos que hay caballos que mantienen su peso muy fácilmente, son los easy keeper, mientras que otros necesitan mucha atención si queremos que mantengan su peso (hard keepers). Y lo mismo pasa según el tipo de actividad a la que se dediquen. Sabemos que es difícil mantener el peso de un semental en periodo de monta, o de un caballo de raid, o de una yegua gestante avanzada (hard keepers). Mientras que las razas de tiro, los ponys y los caballos en descanso tienen mucha facilidad para mantenerse en su peso (easy keepers)

Este artículo está basado en la información aportada por el artículo original Ration Balancer Pellets de Equinenews.com y ha sido adecuado a las condiciones españolas gracias a los veterinarios de dicha web, con la traducción al español de Luz González.

Reportajes relacionados:

Los Ácidos grasos en la alimentación del caballo

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Danos tu opinión

Arábigan

Artículo realizado por Luz González: Licenciada en Veterinaria y Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *