Desparasitación en caballos: tratamiento

El programa de desparasitación de los caballos debería hacerse cada 3 meses, como mucho, cada 4 meses.

Estamos hablando de hacer entre 3 y 4 desparasitaciones anuales.

Así comienza la entrevista en vídeo (vídeo insertado al final del reportaje) sobre desparasitación equina  que le hice a Francisco de Rivera, veterinario especialista en Equino que resisde en Asturias.

  • Francisco de Rivera
  • Teléfono 629 44 91 44
  • www.veterinarioequino.es

¿Hay diferencias a la hora de desparasitar un caballo estabulado o un caballo en libertad?

Está claro que el caballo que vive en el campo, en libertad, está más expuesto a los parásitos, a la ingestión de huevos de parásitos, que el que vive en una cuadra estabulado durante todo el año, como hay muchísimos caballos, sobre todo en grandes ciudades, donde los propietarios no tienen la opción fácil de tener al caballo suelto. Su pauta de desparasitación debería ser cada 3 meses.

Un caballo en una cuadra, que no sale nunca de ella, solamente a trabajar, que no lo sacan al pasto, podría llegar a desparasitarse dos veces al año. Pero hay que tener en cuenta que la hierba seca puede traer huevos de parásitos. O sea, que lo ideal es hacerlo cada tres meses también.

¿Qué productos se usan para desparasitar un caballo?

Normalmente se usan productos llamados Ivermectinas, y sus derivados. Productos que llevan en el mercado unos 30 años más o menos.

Antiguamente se usaban fundamentalmente los Bencimidazolcarbamatos. Se siguen usando, son productos más económicos, pero son menos eficaces porque son más antiguos, no son tan sofisticados, y cómo llevan más tiempo en el mercado, pues los parásitos han ido creando resistencias contra ellos.

Hoy en día, como comentaba, se usa Ivermectina y sus distintos derivados.

Cada laboratorio elabora distintas moléculas a partir de la Ivermectinas, con pequeñas diferencias para vencer las resistencias y para tener un mayor campo de acción contra diferentes especies de parásitos.

Las Ivermectinas son particularmente eficaces contra los estróngilos en general, los oxiuros…, en fin, contra la mayor parte de los parásitos de los caballos. Pero no son efectivos contra el dicrocelium y contra las tenias.

Contra las tenías se usa el Praziquantel. Un producto que también se usa hoy en día en perros y gatos.

Hay productos que vienen ya con una combinación de una ivermectina y el praziquantel para matar a la vez los estróngilos, los áscaris y los oxiuros (por un lado) y las tenías (por otro).

¿Hay alguna consideración a la hora de desparasitar a tener en cuenta en caballos que convivan con otras especies?

Donde pueda haber habido rumiantes, una vez al año, debemos desparasitar con un producto que mate al dicrocelium. Netobimin se llama el principio activo que lo hace.

¿Conviene rotar a los antiparasitarios de caballos?

Hay una discusión acerca de con qué frecuencia se deben rotar. Hay gente que los cambia cada vez que se desparasita.

En mi opinión, no es necesario cambiar cada vez de antiparasitario, entre otras cosas porque realmente no hay tantos como para andar cambiándolos cada vez que se desparasita.

Yo creo que se puede cambiar cada año. Desparasitamos 4 veces al año con un mismo producto y al año siguiente pues otras cuatro veces con otro producto, y así los vamos rotando.

Es una pauta de desparasitación como hay tantas otras.

Cada veterinario tendrá su criterio.

Es cierto que conviene rotarlos porque los parásitos forman resistencias de igual modo que lo hacen las bacterias.

Realmente no hay tantos productos como para andar rotando indefinidamente.

Los laboratorios siguen investigando para sacar nuevos productos pero no debe ser tan fácil porque realmente no se modernizan con la suficiente frecuencia con la que lo hacen los parásitos en sus nuevas generaciones con las resistencias a los antiparasitarios.

Aún así, la mayor parte de los antiparasitarios que se utilizan hoy en día, por suerte, son bastante eficaces.

parásito adulto del caballo
Anoplocephala perfoliata del caballo en su fase adulta.

¿Qué otras precauciones tomar en la desparasitación en équidos ?

El problema es el caballo que tiene mala salud. Ese caballo, aparte de desparasitarlo varias veces, tendríamos que aumentarle por algún otro sistema sus defensas para que, entre veterinario, antiparasitario y hospedador* (con sus propias defensas y sus anticuerpos) formen una buena barrera contra los parásitos.

Es importante resaltar que son particularmente susceptibles a los parásitos los potros pequeños, de unas pocas semanas, de unos pocos meses de edad y sobre todo cuando se destetan.

Los potros se suelen destetar tradicionalmente a los 6 meses de edad y en ese momento lo pasan mal porque se separan de sus madres. Están en una época en que todavía son jóvenes. Están entre el potro y el caballo joven y no tienen todavía sus defensas perfectamente formadas contra los parásitos.

Conviene desparasitar a los potros el momento del destete.

Los potros se empiezan a desparasitar normalmente a partir de los 3 meses de edad. Hay gente que lo hace antes pero yo creo que un buen criterio es a partir de los 3 meses de edad.

Entre otras cosas porque el potro para infestarse necesita ingerir los huevos que hay en el pasto o en la zona perineal de la madre, y después, el huevo tiene que madurar y transformarse en el parásito adulto. Y esto lleva un tiempo, no se hace un día para otro.

Por eso damos un plazo de entre 2 y 3 meses desde que nace hasta que se desparasita por primera vez.

Es importante desparasitar a los potros pequeños porque un enfermedad parasitaria en un potro pequeño, de unos pocos meses de vida puede ser grave. Puede provocar una perforación intestinal.

Una perforación intestinal es muy grave, pero sin llegar a ese extremo, es muy frecuente ver potros con enfermedades parasitarias, de una alta carga de parásitos, que tienen síntomas de enfermedad parasitaria agudos.

Un caballo adulto normalmente lo que tiene son síntomas crónicos: que está feo, que no engorda…. Pero suele estar aceptablemente bien. Salvo que tengan una tromboflebitis por parásitos, entonces es un problema grave que pueda provocar un cólico y muerte)

En cambio, el potro se tumba, rechina los dientes, se pone panza arriba y al cabo de un rato vuelve otra vez a estar bien. Estos síntomas, pueden también confundirse con los síntomas de una úlcera gástrica, y muchas veces son producidos por una carga parasitaria alta. Por eso conviene desparasitarlos.

Conviene también desparasitar a la madre, justo cuando va a parir o nada más parida. Por lo que comentábamos antes, porque si tiene parásitos va a echar los huevos con las heces y el potro que está con ella comerá las heces. Hay que tener en cuenta que la coprofagia es algo normal, es natural, aunque a nosotros nos resulte desagradable verlo desde el punto de vista humano.

Hay que tener en cuenta que los potros tienen una flora intestinal que está adaptada en principio a tomar leche y a procesar la leche de la madre. Y, poco a poco, gradualmente, día a día tiene que ir adaptándose a ir comiendo hierba o pienso o lo que se le vaya dando. Normalmente hierba. Para colonizar su intestino con bacterias una de las cosas que hacen los potros es, de modo natural, comer las heces de la madre y si estas heces tienen parásitos pues ya sabemos lo que va a pasar.

Por eso es muy importante desparasitar a la yegua justo antes de parir o nada más parir, en esos días.

¿Para qué se hace un análisis coprológico en caballos?

Un análisis coprológico en el caballo es un análisis de heces para ver:

  • Si nuestro caballo tiene parásitos o no.
  • Si nuestro programa de desparasitación ha sido eficaz o tenemos que cambiar el antiparasitario.

Los caballos son animales que conviven de forma natural con los parásitos. No es una simbiosis, es una parasitación porque sólo uno de los dos se beneficia.

Lo que quiero decir es que los caballos tienen cierto número de parásitos en condiciones naturales y si el caballo está sano, tiene bien sus defensas, normalmente lo soporta bien. Cuando no es así, lo que se provoca es una enfermedad parasitaria.

Para poder prevenirla o tratarla, lo que hacemos en primer lugar es un análisis coprológico.

¿Cómo se hace un análisis coprológico o de heces en el caballo?

Pasos a realizar en el campo

No es otra cosa que coger una pequeña cantidad de heces, una cantidad como la que tengo yo aquí en la mano: una bolita. Las heces de los caballos, a diferencia de las vacas, por ejemplo, son bastante sólidas en condiciones fisiológicas.

Una cantidad aproximada de 10 a 15 gramos de heces sería suficiente. Hay gente que cuando les pides una muestra de heces te traen una carretilla y no se necesita -bromea-

La muestra (una bolita) la cogemos en la cuadra o en el pasto con guantes o en una bolsita de plástico. Le hacemos un nudo y la llevamos al laboratorio.

El propietario puede hacer esto y llevarle la muestra a su veterinario de equino

Pasos en el laboratorio para analizar la muestra de heces.

1. Se deshace en agua templada.

¿Es necesario un tipo de muestra especial para un análisis de parásitos equinos?

No es necesario. Lo único necesario es que sean recientes, del mismo día o del día anterior.

A veces en esas heces antiguas lo que ya encontramos son larvas (huevos que han madurado). Nos interesa encontrar los huevos para poder clasificarlos y decir qué parásitos son. Si son larvas son mucho más difícil de identificar o a veces incluso imposible.

2. Pasamos por el colador

Para eliminar la parte más gruesa y llenamos dos tubos de ensayo.

3. Centrifugamos.

A 1500 revoluciones por minuto durante 3 minutos para llevar los huevos al fondo del tubo de ensayo.

4.Tiramos el sobrenadante

Después de centrifugar, en el fondo vemos la parte de centrifugado con la que nos vamos a quedar y tiramos la parte superior que se llama sobrenadante.

5. Rellenamos los tubos con una solución salina saturada.

La solución es Cloruro sódico o sulfato de zinc. Esto se hace para que los huevos que hemos concentrado por centrifugación, suban a la superficie por flotación.

En teoría, sulfato de zinc es más denso y por tanto más eficaz, pero mi experiencia me dice que se ven mejor con la sal común (cloruro sódico). Antes, preparaba un tubo con sulfato de zinc y otro con cloruro sódico pero ahora directamente lo hago con la sal común.

6. Ponemos un cubreobjetos y dejamos reposar.

Ponemos un cubre directamente tapando cada uno de los tubos y esperamos unos 10 minutos aproximadamente. Los huevos suben por flotaciónse peguan al cubre . Se puede esperar más tiempo, pero no varias horas porque al final vamos a ver en el cubre los cristales de las sales y eso interfiere con la visualización. Por mi experiencia, yo espero entre 10 y 15 minutos, media hora incluso. Una hora se podría esperar, pero no más.

El análisis coprológico es una técnica muy práctica porque vemos qué parásitos hay y cuántos parásitos hay más o menos (que carga parasitaria tenemos)

Los parásitos, como comentábamos antes, conviven con el hospedador, normalmente, en un equilibrio porque el hospedador desarrolla defensas contra el parásito. Se pueden medir los niveles de anticuerpos frente a los distintos parásitos. Como decía antes, hay animales que no tienen estas defensas y el parásito les provoca una enfermedad parasitaria.

Si en una manada desparasitamos a todos con el mismo producto y con la cantidad indicada para cada caso, vamos a ver que alguno de los caballos a pesar de estar desparasitado con el mismo producto sigue teniendo parásitos.

Son esos caballos que están feos, que muchas veces la gente nos ha dicho que este caballo come bien y tal pero tiene el pelo feo. Le llaman pelo de rata, que está levantado, mate en vez de con brillo.

Ese caballo nos está diciendo la tiene algún problema. A veces no es parasitario, puede ser digestivo, del intestino delgado, del hígado, etc. Muchas veces es parasitario, por eso conveniente hacer esa prueba coprológica para ir haciendo un diagnóstico diferencial.

¿La desparasitación equina es infalible?

La gente se fía de que la desparasitación es 100% infalible y no lo es. Puede haber fallos. Hay gente que te dice: “no, no van a ser parásitos porque el caballo ya lo desparasité yo, y además he desparasitado recientemente”. Yo no dudo de que se ha hecho así, pero lo que debemos hacer como veterinarios es comprobar que no hay parásitos o que no los hay en un número significativo.

Otro problema que hay con los caballos es que ocasionalmente tienen parásitos de rumiantes (vacas, ovejas). No son específicos de los caballos pero los cogen cuando pastan en prados en los que ha habido rumiantes aunque sea años atrás. Los parásitos aguantan perfectamente en lugares que las temperaturas no son extremas.

Los antiparasitarios normales para los caballos no funcionan en este tipo de parásitos que tiene origen en los rumiantes.

Dicrocelium se llaman estos parásitos. Son como una Fasciola hepática pero en pequeñito. Estas parasitaciones, al menos en mi experiencia, no son graves pero sí que les dan este aspecto feo que comentábamos, no engordan, el dueño nota está que no están bien.

7. Miramos al microscopio.

Para ello colocamos el cubre, que habíamos dejado en reposo, sobre un porta.

Lo normal, cuando un caballo tiene una cantidad de parásitos a considerar, es que estos parásitos ya aparezcan en el primer campo que miramos al microscopio.

Pero a veces, en esos caballos que comentábamos con mal pelo, mal aspecto, miramos el primer campo y no aparecen. No es la primera vez ni será la última en la que tenemos que mirar, yo al menos, varias muestras porque estoy “buscando” ese parásito. Estamos hablando de un animal que tiene síntomas, que tiene mal aspecto, y entonces hay que buscar al “sospechoso”, que a veces es difícil de encontrar.

Los caballos tienen una tenia típica de ellos que se llama Anoplocephala perfoliata y otra que se llama Anoplocephala magna, que son primas hermanas. No tienen dientes y se sitúan en la válvula ileocecal del intestino. No es que causan tanto daño en la mucosa intestinal como causan los estróngilos por ejemplo, que sí que tienen dientes, pero cuando estas tenias están en una cantidad suficientemente elevada provocan una inflamación de esta válvula e impiden el paso de las heces provocando cólicos que pueden ser incluso mortales.

Los huevos de estas tenias los encontramos en pequeñas cantidades (a diferencia de los estróngilos, de los áscaris y de los oxiuros) y se nos puede pasar por alto.

Pero en esta muestra sí que tenemos.

Pasamos a ver el vídeo sobre desparasitación equina.

Resumen:

Está claro que el número mágico en la desparasitación es 3 ►Desparasitar cada 3 mes meses desde los 3 meses de edad.

Como moléculas principales, aunque hay otras, se usan ► ivermectinas, bencimidazolcarbamatos, praziquantel y netobimin.

Hay que tener cuidado con los pastos en los que hubo rumiantes pues pueden pasar a los caballos un parásito incluso aunque haya pasado mucho tiempo.

Es necesario rotar los antiparasitarios para evitar resistencias.

La desparasitación puede no ser efectiva al 100% por eso si después de desparasitar, tu caballo sigue teniendo problemas, pídele a tu veterinario un análisis de heces.

Los parásitos en potros pueden tener consecuencias muy graves.

Los parásitos en caballos adultos pueden tener desde efectos leves como mal pelaje, hasta efectos graves como cólicos letales.

  • Si te ha resultado práctico este reportaje, no olvides compartirlo con tus amigos.
  • Si tienes cualquier duda, usa los comentarios para plantearla.

************

hospedador* es el animal que es parasitado o susceptible de serlo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Luz González

Licenciada en Veterinaria y Máster en Marketing Digital. Escribo para Arábigan.com desde el 2008 y para otros clientes desde el 2014. ¿Quieres que escriba para tu empresa ecuestre? Contáctame en info@arabigan.com o en el teléfono 667 42 52 30

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *